Síndrome del gato atrapado en la ventana.

Introducción

Dada la naturaleza exploradora de los gatos, muchos propietarios les brindan la posibilidad de entrar y salir de casa a tráves de las ventanas para que así puedan satifascer su necesidad de curioserar el mundo.

El síndrome conocido como del gato atrapado en la ventana se da, como su nombre lo indica, cuando la mascota intenta pasar por la ventana con visagras inferiores o abatibles y queda atrapado en ella.

En consecuencia, el gato queda atrapado a nivel lumbar entre entre las costillas y la cadera, con las patas traseras privadas de apoyo. Cuando el gato intenta liberarse sin éxito, queda aún más atrapado en la ventana, ejerciendo un efecto traumático por presión en músculos, órganos internos, aorta abdominal, columna y médula espinal.

Prevalencia

Este tipo de accidentes son cada vez más frecuentres, fundamentalmente por la popularidad que estos modelos de ventanas han ganado en las casas con patio y por otro lado, la comodidad que implica que el animal puede entrar y salir cuando lo necesite sin vigilancia del propietario.

Síntomas y Lesiones

En los casos más graves del síndorme de gato atrapado en la ventana, se produce una parálisis de la mitad inferior del cuerpo, que se debe a una lesión nerviosa en la médula espinal, con patas traseras  frías e insensibles, que recuerda el cuadro clínico presentado en el tromboembolismo aórtico. La muerte del animal puede sobrevenir al poco tiempo de la liberación,  a consecuencia del desprendimiento del trombo generado.

También se evidencia un intenso dolor abdominal y paravertebral lumbar.  Se produce daño en los órganos internos tales como vejiga, bazo e hígado y puede aparecer fenómenos necróticos sobre el tejido adiposo abdominal y la musculatura paravertebral.

La gravedad de los síntomas es proporcional al tiempo que dure la compresión.

Tratamiento:

El tratamiento de este síndrome necesita atención veterinaria para resolución de las complicaciones y control del dolor.

Los pilares del tratamiento serán:

– Fluidoterapia

– Control del dolor

– Administración de antibióticos

– Dosis altas de corticoides

– Fisioterapia, masaje de los músculos afectados y manipulación suave de las extremidades posteriores una vez que estas estaban menos doloridas.

Pronóstico

El pronóstico es desfavorable en el caso de que no se observen signos de recuperación funcional en las primeras 24- 48 horas.

Referencias Bibliograficas:

Gemfe, Avepa. Grupo de estudio de medicina felina. (Marzo, 2010). Boletín nº 3. Síndrome del gato atrapado en la ventana, pág 11

Fréderic P.Gaschen y Boyd R.Jones. Capítulo 196: Miopatías felinas. Neuromiopatías isquémicas: Neuromiopatía isquémicatraumática asociada a las ventanas con bisagras inferiores y puertas de garaje. Tratado de Medicina Interna Veterinaria. 6ªedición, 2007, volumen 1, Stephen J.Ettinger, Edward C.Feldman, pág 911-912

Valentina Lorenzo y Marco Bernardini. Capítulo nº 9: Traumatismos. Síndrome de compresión lumbar(de ventana abatible) – Sindrome de Gato Atrapado en la Ventana. Neurología del perro y el gato. Editorial Intermédica, 2007, Pag 211-21