La fobia de los perros a los petardos y voladores ¿que hacer?

pautas para perros con miedo a los cohetes

Pautas para dueños con perros con fobia a los cohetes

Cómo ayudar a tu perro a afrontar el miedo a los petardos

Reproducimos aquí un interesante artículo que se publicó en el diario “La Provincia” el pasado 20/09/2016, que trata de cómo afrontar el miedo que nuestras mascotas sufren por los cohetes/voladores y petardos, tan habituales en nuestras fiestas. Por desgracia, nuestros pequeños amigos sufren, en algunos casos, auténtico terror ante los sonidos potentes como los de los petardos. Hemos de tener en cuenta que ellos tienen también un oído mucho mejor que el nuestro y reciben el impacto sonoro mucho más.

El sufrimiento y miedo ante los ruidos fuertes de los petardos se reflejan en ladridos, en comportamientos defensivos, escondiéndose (bajo camas, en armarios…) y mordiendo como reacción de pánico. Incluso se han dado casos de perros que han tenido ataques cardiacos tras un lanzamiento de voladores.

Intentemos, al menos, minimizar el impacto que sufren nuestras mascotas. ¿Como hacerlo?:

· Una de las medidas más importantes a tener en cuenta en caso de tener un animal al que le asusten los estruendos, es evitar salir a la calle cuando sepamos que estos se van a producir, como puede ser en el caso de los fuegos artificiales. De no poder evitarlo, es indispensable contar con una buena correa que nos asegure que el perro no saldrá huyendo.

· Es de vital prioridad no dejar al can solo en casa mientras fuera se están celebrando espectáculos que conlleven explosiones. Debemos tratar de aislarle lo máximo posible, alejándolo de las ventanas, para que el ruido no le cause malestar al animal.

· Mantener la calma nos ayudará a transmitirle seguridad a nuestro perro y será más fácil que no se excite. Por el contrario, sobresaltarnos o regañar al perro por su comportamiento derivado del pánico sería totalmente contraproducente, y podría acentuar sus fobias y favorecer el desarrollo de malos comportamientos en el futuro.

· En caso de que el perro entre en pánico y corra a esconderse bajo algún mueble o comience a temblar, no debemos acariciarlo (puede mordernos en una reacción de pánico) o tratar de calmarlo con palabras de cariño. La actitud más correcta en este caso es la de mantener la normalidad e impasividad. Una vez que el ruido haya cesado y el animal se haya calmado, se aconseja acariciarlo y premiarlo. En ningún caso es conveniente intentar sacarlo de su escondite a la fuerza.

· Distraer a nuestra mascota con música que tape el sonido de los petardos, o entretenerle con su juguete favorito puede ser una forma de hacer que los asustadizos canes se adapten algo mejor a la situación y aprendan a sobrellevarla mejor. Es muy recomendable que el animal empiece a familiarizarse con los ruidos desde cachorro para evitar problemas de conducta a largo plazo.

· Si todo lo anterior no funciona, existen fármacos y medidas que implican el uso de feromonas que pueden ayudarnos con este frecuente problema, siempre bajo la prescripción de un experto veterinario o adiestrador que haya analizado el caso particular de nuestro animal y pueda ofrecernos una solución a su medida.

Aquí el artículo completo: http://www.laprovincia.es/vida-y-estilo/mascotas/2016/09/16/ayudar-perro-explosiones-petardos/861776.html

Complementamos la información con un artículo sobre comportamiento animal y pautas que siguen los adiestradores en estos casos, publicado en No Sin Mi Perro: http://nosinmiperro.es/mi-perro-tiene-miedo-los-petardos/

Otro artículo de Red Canina sobre el mismo tema y que recalca lo indicado en este artículo: http://www.redcanina.es/miedo-de-los-perros-a-los-cohetes/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies